El Museo de Ana Frank en Ámsterdam

Seguramente alguna vez has oído hablar de Ana Frank, personaje del cual se han hecho libros y películas inspirados en el ‘Diario de Ana Frank” que cuenta la historia de una joven de 13 años en plena Segunda Guerra Mundial. Ana Frank y su familia judía, vivía en una casa en el borde de un canal en Ámsterdam.

En julio de 1942, cuando los alemanes comenzaron a deportar Judíos de Ámsterdam a los campos de concentración, el padre de Ana, Otto Frank y su esposa, hijos y algunos amigos se escondieron detrás de la casa donde había una especie de sótano. Ana era una niña de sólo 13 años, comenzó a registrar en un diario su vida desde que la familia decidiera permanecer oculta.

Durante 25 meses de plena guerra lograron mantenerse ocultos hasta agosto de 1944 cuando alguien los traicionó y denunció a ellos. Ana y su hermana Margot Frank, fueron enviadas a Bergen-Belsen, un campo de concentración alemán en la época de Adolf Hitler, donde murió de fiebre tifoidea en 1945.

El lugar donde la familia de Ana Frank y otros cuatro vivieron escondidos de los nazis llegó a ser conocida como la casa de atrás y se convirtió en un famoso museo después de la publicación del diario. El museo tiene una reproducción de las condiciones en las que los residentes de la casa vivieron en condiciones muy precarias y hay fotos y datos de las personas que les ayudaron a esconderse durante la guerra.

Uno de los temas presentados al público es un diario escrito por Ana, quien se convertiría en famosa después de su muerte, gracias a la iniciativa de su padre, Otto, en publicarlo. Hoy en día, es uno de los símbolos más famosos del Holocausto. De los ocho habitantes del Anexo, el único sobreviviente después de la guerra fue Otto, el padre de Ana.

Más de 500 mil personas al año visitan el sitio que se ha convertido en un punto turístico obligatorio en Ámsterdam. El museo de Ana Frank está lleno de historia y marca los años que la familia vivió allí, hay fotos de revistas pegadas en la pared de las actrices favoritas de Ana Frank, así como las “marcas” en la pared para registrar el crecimiento de Ana y sus hermanos.

Un museo en memoria de alguien que soñaba con regresar algún día a ser libre, y que se volvió en un ejemplo de la dignidad y la inocencia de la humanidad y un ejemplo del sufrimiento vivió.

Booking.com

0

Respuestas o comentarios


Accede con tu nombre de usuario o regístrate para poder responder.

Crea tu cuenta viajera y empieza a participar en la comunidad. Es gratis y te llevará 15 segundos!




Hazlo fácil!

Utiliza tus cuentas de Facebook o Twitter para entrar en Dudas Viajeras

Entrar usando Facebook