El Palacio de Charlottenburg de Berlín, Alemania

Charlottenburg

 

El Palacio de Charlottenburg comenzó a ser construido en 1699 por el Príncipe Federico III, quien en 1701 se convirtió en el primer rey de Prusia, con el nombre de Frederick el palacio era un regalo para su esposa, Sophie Charlotte, quien murió antes de ver la obra terminada en 1705.

El rico interior

Aunque inicialmente fue llamado Lietzenburg, con la muerte de la reina recibió el nombre de Charlottenburg. El Palacio fue ampliado continuamente durante el reinado de Federico I, quien murió en 1713. Otras muchas obras fueron hechas por el rey Frederick II el grande, quien eligió Charlottenburg para su residencia.

Durante la II guerra mundial, el castillo sufrió graves daños y fue restaurado a la perfección. El rico interior es único en Berlín. Podemos apreciar el fabuloso mueble del rey y los apartamentos privados de Federico el grande y la famosa Porzellankabinnet, la oficina, que tiene paredes enteras cubiertas con porcelanas japonesas y chinas también.

Palacio en Berlín

El Palacio alberga la mayor colección de pinturas francesas del siglo XVIII fuera de Francia. Los jardines barrocos merecen un paseo tranquilo. Diseminados por el parque de Charlottenburg, son monumentos de interés como el neoclásico Neuer Pavillion y el Belvedere, que ofrece una amplia colección de porcelanas.

El billete para el antiguo Palacio cuesta 12 euros e incluye a guía de audio. Ya para la nueva ala cuesta seis euros.

Booking.com

0

Respuestas o comentarios


Accede con tu nombre de usuario o regístrate para poder responder.

Crea tu cuenta viajera y empieza a participar en la comunidad. Es gratis y te llevará 15 segundos!




Hazlo fácil!

Utiliza tus cuentas de Facebook o Twitter para entrar en Dudas Viajeras

Entrar usando Facebook