Santo Domingo, entre cultura e historia

Santo Domingo_mini

Ubicada en la costa sur de la República Dominicana, Santo Domingo, además de por sus playas y su imponente naturaleza, es importante porque fue la primera ciudad de la Corona Española fundada en América. A ello se suma el hecho de que en ella se levantó la primera catedral de América, denominada Catedral Primada de América, y el primer Arzobispado, así como la primera fortaleza del Nuevo Mundo.

En un viaje a Santo Domingo no puedes dejar de visitar la ya mencionada Catedral, junto al Parque de Colón y en la que según dicen durante un tiempo reposaron los restos del Almirante Cristóbal Colón; el Palacio Virreinal, construido en estilo mudéjar, hoy es la sede del Museo del Alcázar; la Fortaleza Ozama, junto al río Ozama, desde ella se puede ver el río y la costa del Mar Caribe; el Panteón Nacional, en el que reposan grandes personajes de la historia de la República Dominicana; o la Calle de las Damas, dedicada a las damas españolas que son sus mejores galas paseaban al atardecer por esta calle, por citar algunos de los imperdibles de la ciudad.

Cerca de Santo Domingo el principal atractivo se encuentra en las playas. Una de ellas es la Playa de Boca Chica, a unos treinta kilómetros al este de Santo Domingo. Su belleza reside en el hecho de que no es la típica playa para turistas, si no que a ella suelen acudir para tomar el sol, bañarse y divertirse los dominicanos, los chiringos y de más gentes del lugar. Otra de las playas que no os podéis perder es la de Isla Catalina, al sureste de la isla. Sus aguas azul turquesa y su fina arena blanca la hacen un destino típico para los turistas, aunque también hay que resaltar la naturaleza exuberante que la rodea.

Pero Santo Domingo no es sólo playa. También es naturaleza en estado puro, que se manifiesta en espacios como el Parque Nacional de los Tres Ojos, así llamado porque la cueva que hay en él esconde cuatro pequeños lagos de agua dulce, y las Cuevas de Pomier, recientemente habilitadas para las visitas, en las que se puede ver cómo vivían los habitantes de la isla antes y durante la llegada de los españoles.

No se puede cerrar esta guía sin una nota sobre la vida nocturna, seguramente una de las más vibrantes del Caribe. En la ciudad parece que la gente no duerme y si os gusta este tipo de ambiente, lleno de discotecas, bares y fiestas por doquier, lo mejor es que dejéis a un lado los lujosos resorts y consultéis sitios de anuncios online, donde los particulares ponen a disposición apartamentos de alquiler o casas cerca de la playa para rodearos de la gente del lugar y disfrutar la ciudad sin mezclaros mucho con los demás turistas.

Booking.com

0

Respuestas o comentarios


Accede con tu nombre de usuario o regístrate para poder responder.

Crea tu cuenta viajera y empieza a participar en la comunidad. Es gratis y te llevará 15 segundos!




Hazlo fácil!

Utiliza tus cuentas de Facebook o Twitter para entrar en Dudas Viajeras

Entrar usando Facebook