Viaja al Paraíso, Bora-Bora en la Polinesia Francesa

playa en borabora

 

Ubicado en la Polinesia Francesa, en las conocidas Islas de la Soledad; se trata de un volcán que lo rodea una laguna que está separada del mar por una barrera de coralina. Un lugar de ensueño, debe ser lo más parecido al paraíso en la tierra.

Viviendo totalmente del turismo; los habitantes trabajan puramente para los mismos. Los centros turísticos son numerosos, destacando aquellos que se extienden por encima de la laguna, en suspensión con postes de madera plantados para sostener las numerosas cabañas. Aquel que se hospeda en ellas puede ingresar al mar ni bien salir de su habitación. La imagen de este tipo de bungalows se convirtió en una postal típica de la isla.

El contacto constante con los turistas hace que el inglés sea un idioma para comunicarse diariamente, sin embargo el francés predomina entre los locales.

El buceo es practicado como deporte principal y es el predilecto de los turistas. Es un lugar ideal para aprenderlo, ya que sus aguas transparentes permiten una visibilidad perfecta a varios metros de profundidad. También, de manera más económica se practica el snorkeling. Se puede contratar estos servicios simplemente por el gusto del deporte o para poder divisar rayas y tiburones que habitan en la zona.

Algo recomendado para los que la visitan por primera vez es tomar un paseo en helicóptero, realizado diariamente en la isla, nos da una visión única y general de la misma. En general duran aproximadamente media hora e incluye una vuelta entera a su alrededor, llegando hasta casi el centro del volcán mismo.

Otra actividad es el alquiler de todoterrenos para recorrer la isla por nuestra cuenta, se alquilan por hora y en el caso de vehículos de calle el alquiler se puede realizar por día. En ambos casos se debe contar con licencia de conducir internacional.

Los hoteles son numerosos en la isla, algo más de 15 registrados. Las cabañas en los hoteles más lujosos no son económicas y parten desde los 400 dólares la noche, pero si nos adentramos en la isla podemos encontrar lugares que con base doble parten en los 100 dólares. Todo de acuerdo al poder adquisitivo de cada turista.

La mayoría de los turistas que llegan cada año a Bora-Bora, lo hacen en pareja, para pasar unos días románticos caminando por las playas y tomando sol hasta la noche para cenar en exclusivos restaurantes a la luz de lámparas de aceite y degustando todo tipo de pescados de mar. Sobre todo se reciben visitantes desde Europa y Estados Unidos.

La vegetación es abundante, por lo que el lugar es también una reserva importante de flora y fauna marina. La conservación; más allá de la explotación turística que se realiza de manera intensiva; nunca se deja de lado. Estando muy presente en los habitantes y dejando a los turistas en claro que lo que se pierde no se recupera y que cuidar el lugar es ideal para preservarlo para las generaciones futuras.

Fuente foto: nature-landscape-photography.blogspot.com

Booking.com

0

Respuestas o comentarios


Accede con tu nombre de usuario o regístrate para poder responder.

Crea tu cuenta viajera y empieza a participar en la comunidad. Es gratis y te llevará 15 segundos!




Hazlo fácil!

Utiliza tus cuentas de Facebook o Twitter para entrar en Dudas Viajeras

Entrar usando Facebook