Villefranche y las bellezas del Mediterráneo

Villefranche

El puerto de Villefranche es hoy la puerta de entrada desde el mar a ciudades como Niza o Montecarlo por los cruceristas, y aunque se trata de una ciudad en apariencia poco interesante, aún conserva ese aire que evoca épocas pasadas en las que se podían dar lugar a ataques piratas en el mar, ya que según se cuenta en su día además de un fondeadero para las naves romanas y etruscas también se utilizó como refugio de salteadores marinos.

Lugares de interés son la Iglesia de San Miguel, de corte barroco, la capilla de San Pedro o la calle oscura, un callejón cubierto que se extiende por más de cien metros dentro de edificios y que en la Edad Media era el lugar en el que se refugiaban los piratas. Existe un tren turístico que da una vuelta por la costa, y también es posible acercarse hasta las ciudades de Niza o Montecarlo, capital del estado de Mónaco.

La ciudadela, construida en el siglo XVI para defenderse de los ataques que se realizaban desde barcos, contiene un precioso jardín, además de unas preciosas vistas de la rada que forman los dos cabos que tiene a ambos lados. Se encuentra el ayuntamiento de la ciudad, un centro de congresos y cuatro museos, del que destaca el Museo de Arte e Historia, con una excelente colección de esculturas realizadas en metales y arcilla.

Y como no podía ser de otro modo, Villefranche ofrece a sus visitantes sus playas, algunas de las cuales cuentan con zonas privadas.

Booking.com

0

Respuestas o comentarios


Accede con tu nombre de usuario o regístrate para poder responder.

Crea tu cuenta viajera y empieza a participar en la comunidad. Es gratis y te llevará 15 segundos!




Hazlo fácil!

Utiliza tus cuentas de Facebook o Twitter para entrar en Dudas Viajeras

Entrar usando Facebook