Visitar las Cataratas del Iguazú, un viaje deslumbrante

cataratas de iguazu

 

En la triple frontera compartida por Argentina, Brasil y Paraguay, se encuentra una de las mayores caídas de agua del mundo, considerada una de las maravillas naturales atraen cada año a millones de turistas que buscan emocionarse observando el poder de la naturaleza como nunca antes pudieron lograrlo. Algo muy difícil de explicar con palabras y muy intenso de vivir en persona.

Con un clima tropical y el paisaje natural que deslumbra, se convierte en un lugar soñado para descansar durante nuestras vacaciones. Cuando llegamos al parque podemos hacerlo por Argentina o por Brasil. Si optamos por Argentina veremos las cataratas desde arriba o desde el paseo superior, es decir, antes de los saltos de agua y posteriormente desde abajo o desde el paseo inferior, el parque es mayor desde el lado Argentino por lo que turísticamente está mucho más desarrollado; desde el lado brasilero podemos ver un ángulo diferente de las mismas y más amplio a la vez, aunque no vamos a poder llegar hasta el mismísimo borde de las cataratas, llamado Garganta del Diablo.

Argentina posee un sistema de pasarelas construidas completamente sobre el agua, más de 500 metros que nos permiten ver la caída de agua a escasos metros mientras somos bañados por la espesa niebla que provoca. Se puede llegar de manera completamente segura ya que con el paso de las décadas se reemplazaron antiguos puentes por nuevos, metálicos y mucho más firmes.

Hasta el comienzo de dichas pasarelas podemos hacerlo caminando o por medio de un pequeño tranvía que nos llevará a través de la selva observando la naturaleza de cerca y ahorrando una caminata de aproximadamente 20 minutos.

En ellas podremos apreciar más de 200 saltos de agua, el mayor con 70 metros de altura. La zona está protegida por parques nacionales tanto desde el lado argentino como el brasilero, contando cerca de 2000 especies de plantas diferentes, la mayoría autóctonas aunque las hay insertadas por el hombre en décadas pasadas. También la fauna es abundante y podemos graficarnos con solo decir que posee más de 350 clases de aves diferentes en la extensión del parque.

Existen paseos en lancha que pueden ser contratados desde el lado argentino y nos permitirán llegar hasta la mismísima caída, adentrándonos por completo en la Garganta del Diablo. Esto se realiza en embarcaciones preparadas para el caso, los guías dan numerosas indicaciones y se provee a los turistas de capas especiales para no terminar completamente mojados, cuestión que no es tan fácil de lograr.

Las ciudades más cercanas a las Cataratas del Iguazú son; desde el lado argentino la ciudad de Puerto Iguazú, aproximadamente a 17 Km de las caídas de agua, una ciudad completamente turística, preparada para recibir y hospedar a las personas que llegan hasta ella día a día, con una población estable de más de 80.000 habitantes; y desde Brasil la ciudad de Foz do Iguaçú, con más de 250.000 habitantes es una ciudad muy bonita, con gente amable lista para recibir a los visitantes y hablando el español sin problemas tanto en hoteles como en la calle misma.

Foto: http://www.iguazuturismo.gov.ar/

Booking.com

0

Respuestas o comentarios


Accede con tu nombre de usuario o regístrate para poder responder.

Crea tu cuenta viajera y empieza a participar en la comunidad. Es gratis y te llevará 15 segundos!




Hazlo fácil!

Utiliza tus cuentas de Facebook o Twitter para entrar en Dudas Viajeras

Entrar usando Facebook