Visitar París en un fin de semana

arco triunfo paris

Los europeos tienen la facilidad de visitar París gracias a los medios de comunicación que hoy en día han sido provistos sus países y que hacen que estén conectados todos de forma mucho más racional y rápida, ofreciendo en momentos puntuales impresionantes paquetes turísticos que hacen mucho más fácil preparar una salida a ésta capital francesa.

Visitar París en un fin de semana es una propuesta que os dejaremos en éste artículo. Sabemos que es una tarea difícil, incluso imposible de cubrir toda una capital, y más una cómo ésta, con tantos lugares que conocer, y por eso hemos pensado priorizar zonas, lugares, monumentos he incluso formas de movernos por sus calles para facilitar poder llegar al mayor número de sitios posibles.

Primer día:

Comenzaremos nuestro recorrido en el museo du Louvre, uno de los más impresionantes del mundo. La compra de las entradas la realizaremos online en su página oficial. Un agradable recorrido por sus estancias, visitando exposiciones permanentes y propuestas que nos haga en ése momento el museo.

Acabamos nuestro recorrido y comeremos cerca del museo. Algún plato típico puede ofrecerse en cualquier restaurante de la zona, aunque yo os recomiendo:

Los famosos escargots con cualquier tipo de aderezo y una croittin chaud en ensalada, que no es más que una ensalada con tostadas de queso de cabra, pero que os va a resultar muy sabrosa.

Un paseo y llegamos a la Torre Eiffel, pudiendo llegar en metro o andando, cualquiera de las dos soluciones son buenas. Subir a la torre puede hacerse con ascensor de cristal con una panorámica 360º  o subiendo escalón a escalón, pero llegando en los dos casos a los dos niveles superiores donde se puede caminar y disfrutar de la vista durante el día y la noche.

Bajando de la torre, tenemos el Champ du Marc, un espacio para descansar en su explanada y ver a toda la juventud recordar sus anécdotas del día en charlas interminables. Un lugar de encuentro, igualmente de los turistas.

 

Segundo día:

El día lo comenzamos en Notre Dame de París, monumento por excelencia de París y referente de múltiples películas de cine que han cogido este escenario como fondo y argumento de su obra cinematográfica. Recorrer el edificio y ver antes a los pintores parisinos apostados en la ribera y en el puente que nos hace llegar a Notre Dame es un espectáculo romántico y de postal de esta gran ciudad de la luz.

Justo al lado, tenemos el centro George Pompidou, que igualmente puede ser la excusa para tomar un café de mitad de mañana y ver sus fuentes e igualmente la fachada de este centro de exposiciones permanentes.

Salida hacia el Sacré-Coeur  con el metro que nos deja muy cerca, en el barrio de Montmatre. Subir sus escalinatas y ver una ciudad desde  otro punto. Unos cuantos pintores os van a hacer las delicias de sus calles y para otros grandes marcas de ropa apostadas en estas misma calles.

Volvemos a coger el metro que nos acercará al Arc du Triumph el  más célebre de los construidos en el mundo. Se construyó entre los años  1806 y 1836 cuando  Napoleón Bonaparte quiso conmemorar la victoria en la batalla de Austerlitz.

Es el momento de comer, os recomiendo este día un blanquette de veau o en cristiano “estofado de ternera”, pero estilo parisino y una tarta tatín de postre.

Si tenéis problemas de presupuesto, en la zona hay centros de comida rápida.

El presupuesto lo podemos reservar para la tarde noche viajando con el Bateaux Mouches en una cena que nos puede costar 99€ pero que vamos a disfrutar y hacer que nuestra visita de fin de semana sea inolvidable y romántica sobre el fabuloso río Sena.

Booking.com

0

Respuestas o comentarios


Accede con tu nombre de usuario o regístrate para poder responder.

Crea tu cuenta viajera y empieza a participar en la comunidad. Es gratis y te llevará 15 segundos!




Hazlo fácil!

Utiliza tus cuentas de Facebook o Twitter para entrar en Dudas Viajeras

Entrar usando Facebook